Baños califales

Para el mundo musulmán la ablución era considerada como un acto para la purificación de cuerpo y alma, es por ello que en esta época Córdoba contaba con numerosos baños públicos usados tanto por hombres como por mujeres, siempre en horarios diferentes.

Los baños califales de Córdoba realizados bajo el califato de Alhakén II estaban situados en el Alcázar califal y contaban con salas frías, templadas y calientes, así como un gran jardín de ensueño en su parte delantera.

Estos baños fueron reutilizados y ampliados por Almorávides y Almohades en los Siglos XI y XII respectivamente, con una estética más sobria. Una vez que la ciudad fue conquistada por los cristianos, éstos continuaron con su uso, hasta que Alfonso XI ordenó la construcción de unos baños estilo musulmán dentro del Alcázar de los Reyes Cristianos. En este momento, los baños califales fueron sepultados bajo el llamado campillo del Rey, una gran plaza de armas delante del Alcázar.

Aunque a lo largo del siglo XVI y XVII fueron expoliados, no fueron descubiertos hasta 1903. En 2006 concluyó una gran reconstrucción y puesta en valor, abriéndose al público.

La visita transcurre por una serie de estancias que incluyen un área de recepción, el antiguo vestuario, sala fría, sala templada y caliente de época califal; un jardín andalusí, un salón taifa, el baño almohade y la zona de servicio.

  • Horario: martes a viernes: 8:30-20:15. Sábado 8:30-16:00. Domingo 8:30-14:00. Lunes cerrado.