Enterramientos romanos de Córdoba
9 marzo, 2018
La Córdoba Judía y Sefarad
19 abril, 2018

 

Iglesias Fernandinas

En la fría noche del 23 de diciembre de 1235 dos valientes soldados, Benito de Baños y Álvaro Colodro, armados de valor y algo más, escalaron por una de las puertas de la Ajerquía y seguidos por un pequeño ejército, consiguieron tomar esta parte de la ciudad, dando comienzo un largo asedio a la Córdoba musulmana. Finalmente las tropas cristianas encabezadas por Fernando III “el Santo” entraron en la ciudad, comenzando una dura lucha en la que el derrotado príncipe Abu I-Hasan no tuvo más opción que entregar las llaves de la ciudad al rey castellano al tiempo que la población musulmana comenzaba su huida.

Cuando los cristianos tomaron la ciudad, el 29 de junio de 1236, consagraron la mezquita aljama como templo o iglesia mayor (no sería nombrada Catedral hasta 1239, tras el nombramiento del primer obispo de Córdoba), y se propusieron comenzar el cambio del símbolo religioso del resto de templos. Las mezquitas de barrio fueron eliminadas y, sobre muchas de ellas, se construyeron nuevas iglesias, en una demostración de superioridad cristiana. En un principio se levantaron 14 nuevas iglesias, 7 en la Villa y otras 7 en la Ajerquía. Estas parroquias tienen, cada una de ellas, varios rasgos que las hacen diferentes entre sí, sin embargo hay numerosos elementos comunes que nos permiten agruparlas con esta denominación de “fernandinas”. Algunos de estos rasgos comunes son:

– Sus muros son gruesos, de piedra y con los sillares colocados a soga y tizón.

– Tienen planta de tres naves, la central más alta y ancha con ábsides abovedados y nervios longitudinales.

– En la fachada destaca el característico rosetón gótico al exterior.

– Generalmente tenían tres puertas, la principal y dos laterales. Las puertas de acceso al templo son de estilo de transición entre el románico y el gótico, de forma abocinada y con arcos apuntados.

– Una característica que diferencia las iglesias medievales de Córdoba de las góticas del resto de España es el tipo de cubierta usado en el interior de ellas. En nuestra ciudad predomina el uso de cubiertas con artesonados mudéjares de madera, para la cubrición de las naves, dejando las bóvedas de crucería para los ábsides.

Todo ello nos proporciona una imágen de carácter sobrio, templos cuyo aspecto a veces parecen auténticas fortalezas y no olvidemos que inmersos en plena reconquista la imágen que se quería proyectar con estas construcciones es la de superioridad cristiana.

 

 

Iglesias de la Villa:

  • Iglesia de San Nicolás de la Villa.
  • Iglesia de San Miguel.
  • Iglesia de San Juan y todos los Santos.
  • Iglesia de Santa María (Catedral).
  • Iglesia de Santo Domingo de Silos (desaparecida).
  • Omnium Sanctorum (desaparecida).
  • Iglesia del Salvador (desaparecida).

Iglesias de la Ajerquía:

  • Iglesia de Santa Marina de Aguas Santas.
  • Iglesia de San Andrés.
  • Iglesia de San Lorenzo.
  • Iglesia de Santiago.
  • Iglesia de San Pedro.
  • Iglesia de San Nicolás de la Ajerquía (desaparecida).
  • Iglesia de la Magdalena (fue desacralizada).