Sotos de la Albolafia

Llamamos Sotos de la Albolafia al espacio natural, por el que trascurre el rio Guadalquivir, comprendido entre el puente Romano y el puente de San Rafael de Córdoba. Fueron declarados Monumento Natural el 2 de octubre de 2001 esta declaración considera esta parte de la ciudad Espacio Natural Protegido.

Su nombre, Albolafia, viene de la rueda de un molino hidráulico árabe que se conserva en el margen derecho del río, poco después del puente Romano.

Nos encontramos ante una zona con un valor doble, el natural y el monumental. Por un lado, es parte del conjunto histórico de la ciudad, junto con la Mezquita-Catedral, el Alcázar de los Reyes Cristianos, el mismo Puente Romano, la Torre de la Calahorra...; y por otro, el espacio natural que representa el río y que tiene continuidad, aguas abajo, con un bosquete de álamos y el Jardín Botánico. Este enclave natural ve incrementado su valor estético por la presencia de los molinos árabes, testigos mudos de la relación de la ciudad con el río.

Unas 120 especies de aves han sido detectadas, hecho sorprendente si se tiene en cuenta su pequeña extensión. La ley protege a la mayoría de ellas, entre las que existen verdaderas joyas de la fauna ibérica. Todo ello hace de esta zona un gran pulmón para la ciudad así como un pequeño oasis.