Templo Romano

El templo romano de Córdoba se encuentra entre las calles Claudio Marcelo y Capitulares.

Fue descubierto a mediados del siglo XX durante las obras de ampliación del Ayuntamiento. Durante los siglos XVIII y XIX habían aparecido en la zona restos de grandes dimensiones, arquitrabes, trozos de columnas, grandes capiteles, basas, etc, todo en mármol, es por ello que se sospechaba de la existencia de un edificio de gran importancia.

Es uno de los principales monumentos de culto imperial, construido a mediados del siglo I d.C. consistió en un templo hexástilo (portada con seis columnas corintias) y pseudperíptero (columnas laterales encastradas), todo en mármol blanco que tuvo como referente el templo de Apolo palatino en Roma. Formó parte del Foro provincial junto con un circo. En origen estaba elevado sobre un podio.

En 2015 se le añade al conjunto una imagen de Claudio Marcelo fundador de la colonia romana.

Algunas piezas originales del templo pueden contemplarse en los alrededores de éste, en el museo arqueológico y en algunos rincones y plazas de Córdoba.